Pimientos asados

Pimientos asados

Los pimientos asados son un básico del recetario y que da juego para hacer mil combinaciones, son de esas recetas de verano que hacen recordar cuando tomabas los últimos pimientos asados de temporada ¿os acordáis? no, ¿verdad? pues más nos valdría empezar a consumir productos de temporada.

Los pimientos asados valen para frío o caliente, ensaladas, tortillas, rellenos acompañamientos o cremas de muy molonas. os recomiendo, ya que vas a encender el horno es que hagáis una buena cantidad y embotar con aceite por encima, aguantan un montón y te salvan de más de una cena tipo «nomeapetececocinar», te lo dice un canalla.

¿Sabías estas 5 cosas sobre la pimiento?

  1. El origen es de mesoamericano.
  2. Los pimientos tienen su escala de hijoputez picor, varían en grado de picante desde 0 Unidades Scoville (Pimiento california) a más de 2,000,000 SHU (Trinidad Moruga Scorpion).
  3. Suele decirse que las semillas del pimiento son la parte más picante, pero en realidad es la carne que está cerca lo que te jode pica la lengua.
  4. Mientras que la capsaicina puede quemar e irritar la carne de los mamíferos, las aves son completamente inmunes.
  5. La capsaicina se usa como calmante para el dolor intenso.

Es verdad que el conocimiento no ocupa lugar, pero sí tiempo, vamos a por la receta.

Dificultad

Para hornófilos

Ingredientes

  • Pimientos rojos
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • Sal

Lava los pimientos y seca con atención al detalle,  precalienta el horno a 180º. Embadurna cada pimiento con buen aceite de oliva y sala. Pon en una bandeja los pimientos y añade el ajo. Asa unos 40´y deja templar, pela y trocea los pimientos asados. En un recipiente adecuado pones las tiras de pimiento, el jugo de asarlos y un buen chorreón de aceite. Listo.

Marida con bacalao frito y este con un vino blanco.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.