Postre de higos a la plancha con helado de vainilla

Postre de higos a la plancha con helado de vainilla

El postre de higos a la plancha con helado de vainilla es otro de los postres para vagos que me caracterizan y gustan, es un platazo, simple, fácil y rico. La simpleza es en este plato sinónimo de virtud, añade a esto la dulzura y textura del higo con un buen helado de vainilla y tu final de comida será un éxito asegurado. El otro ingrediente principal, la vainilla, orquídea nativa de México que es una de las especias que más molan del mundo mundial o interplanetario, como poco.

Leyendo sobre los higos me encuentro con la sorpresa de su reciente nombramiento como la primera planta «domesticada» por el hombre, sin más. En España, en los pueblos, siempre he visto a las higueras como algo natural en casi cada huerto, granja o en los muretes de los corrales. Dejo ahí estos dos conceptos para que el querido lector sea el que reflexione sobre ellos y tal vez los una, dando seguro a sutiles ideas que tal vez sean útiles en sus propios cerebros y los más aventurados verbalicen en amigables charlas de «cuñaos» siendo así el alma de la sobremesa.

Dificultad

Para cerebros blandos o escasos de neuronas.

Ingredientes

  • Higos
  • Helado de vainilla
  • Caramelo

Para hacer el postre de higos a la plancha con helado de vainilla empezamos con una plancha bien caliente, pon con delicadeza, los higos cortados a la mitad, empieza por la piel y termina por el interior, dejando que caramelice. Si eres muy bruto añade azúcar para que sea una bomba y mueras de subidón de azucazar.

Ya planchados los higos, dispone en un plato con cierto orden y mejor gusto los higos y el helado de vainilla, decora con un chorrito de caramelo, come y flipa.

No me deis las gracias.

Marida que te pees estupendamente con un vino PX.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.