Empanadillas de pisto y atún

Empanadillas de pisto y atún

En qué momento las empanadillas dejaron de ser un plato familiar para convertirse en un chiste. Se preguntará el joven navegante. Los demás lo sabemos, fue una Nochevieja y es bastante punky.

La receta de empanadillas de hoy es de aprovechamiento, esas recetas que en cada casa son de una manera y las mejores del mundo.

Os recomiendo hacer las empanadillas al horno por aquello de la salud que gracias al horneado os convertirá en un ser inmortal, no como si se hicieran fritas que claramente os dirige al cementerio con el mayor de los sufrimientos, el empachado.

También puedes hacer tú mismo la masa de las empanadillas si eres un poco tarado o te sobra mazo tiempo. Yo las compro preparadas y si es posible las especiales horno.

Dificultad

Alta, si piensas que tienes que ser de Móstoles (risas enlatadas)

Ingredientes

  • 1 Cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 calabacín
  • 500 grs de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • 180 grs de atún.
  • Sal
  • 2 Huevos cocidos.

Adecentamos las verduras para que la falta de higiene no sea un problema. Cortamos las mismas en tamaño regular y no muy grande.

Rehogamos la cebolla en una sartén con el aceite, a fuego medio durante unos minutos, removiendo de vez en cuando.

Añadimos los pimientos, rehogamos, ponemos el calabacín, los rehogamos unos minutos e incorporamos el tomate. Lo dejamos en el fuego hasta que esté hecho.

En un bol ponemos el pisto, el huevo duro cortado y el atún. Conviene que se enfríe.

Ponemos un poco de relleno en el centro de las obleas, dejando suficiente borde para poder cerrar las empanadillas.

Humedecemos el borde con agua o huevo batido utilizando un pincel (o los dedos), así la masa será más pegajosa y sellará mejor. Cerramos las empanadillas y presionamos los bordes con un tenedor o hacemos una puntilla con las manazas.

Horneamos a 180º calor arriba y abajo 15-20 minutos hasta ver que están con un tono dorado.

Funciona muy bien como plato único acompañado de una ensalada, en mi caso de tomate y olivas, bien para un almuerzo o una cena.

Marida bien con buen vino o una cerveza bien fría.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.