Potaje de garbanzos con espinacas

Potaje de garbanzos con espinacas

Si ya de por si soy fan de las legumbres, de los garbanzos en particular, más. Si además puedo tomar legumbre en modo vegetariano «on» mejor que mejor. En este caso es vegetariano e incluso vegano, aunque yo le añado un huevo, no se lo pongáis y sustituir por unas almendras crudas y punto, ya sois veganos.

El potaje es un plato a base de verduras y legumbres cocidas en abundante agua. Las variantes de este plato son innumerables y dependen fundamentalmente de las variedades alimenticias y la disponibilidad regional de los alimentos. Esta variedad hace que la palabra potaje aparezca en los menús acompañada de las preposiciones «con» o de, y de esta forma las variantes se denominan, por ejemplo: potaje con/de acelgas; potaje con espinacas, repollo, etc.

Esta es una receta simplificada del potaje de vigilia que es una variedad de potaje realizado con bacalao en salazón, aquí estaría incluido el potaje de garbanzos con espinacas al que yo le quito el bacalao.

Dificultad

Es juntar cosas, facilón.

Ingredientes

  • 400gr. garbanzos secos
  • 300gr. espinacas frescas
  • 1 patata
  • 5-6 dientes de ajos
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate maduro
  • 2 huevos duros
  • Laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Clavo
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • 1 cucharadita de comino triturado
  • Azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ponemos los garbanzos en remojo la noche anterior, los ponemos en la olla rápida con un litro de agua aproximadamente, sal, dos dientes de ajos y el laurel. Dejamos unos 10-15 minutos dependiendo de la olla y de los garbanzos.
  • Mientras se hacen los garbanzos aprovechamos para hacer el sofrito. Cortamos muy finita la cebolla al igual que los ajos y lo ponemos a pochar en una sartén con abundante aceite de oliva. Ponemos la zanahoria. A medio proceso incorporamos los pimentones y el tomate picado y dejamos que se sofría bien junto con la cebolla. Añadimos el clavo, la pimienta, el comino y el azafrán, añadimos las espinacas en crudo y un poco de caldo de cocer los garbanzos. Dejamos hacer el sofrito. Cocemos la patata y la incorporamos al sofrito, añadimos a la olla con los garbanzos y un poco de caldo de cocerlos (reserva un poco por si acaso) pica el huevo y la clara por separado, añade al potaje, rectifica de sal y pimienta. Dale un hervor y listo
  • Puedes tomarlo como plato único y acompañar con pan frito si eres un poco gumias.
  • Marida con un buen tinto, recio. Un tempranillo, por ejemplo.


  • 1 pensamiento sobre “Potaje de garbanzos con espinacas”

    • Memoria histórica culinaria. Gracias por rescatarla!
      Lo voy a hacer hoy, me has inspirado.
      (Seguro que tú le añades habitualmente el pan frito. Gumias! )

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.