Alubias de Tolosa

Alubias de Tolosa

Los vascos molan, todo el día organizando fiestas, la mayoría entorno a la comida, la bebida y ocasionalmente de otras cosas menos importantes, si pensáis que los andaluces están todo el día de fiesta es que no conocéis Euskadi. Sin ir más lejos tienen la semana de la alubia de Tolosa, así, una semana discutiendo, debatiendo sobre la alubia y lógicamente comiendo alubias.

La alubia de Tolosa es una de esos lujos que tiene la vida que hay disfrutar a calzón quitado y si es en Tolosa mejor que mejor, que es uno de los pueblos más chulos del mundo mundial. Y si vas por allí no dejes de ir al Illargui o al Orbela sitios imprescindibles para tomar un buen vino, vermú o fliparse con las barras de pintxos.

Os voy a dejar la receta de alubias tradicionales, la que da la asociación de alubias de Tolosa, que para algo son los expertos.

Dificultad

La que tiene encontrar buena alubia.

Ingredientes

  • ½ Kg. de Alubia de Tolosa, 
  • 1 cebolla pequeña, 
  • 5 cucharadas de aceite de oliva, 
  • sal,
  • 1,5 l. de agua, aproximadamente.
  • Si la alubia es buena no hace falta que se pongan a remojo, ante la duda pon a remojar las alubias la noche antes.
  • Introducir las alubias en una cazuela con agua fría, la misma del remojo, aceite de oliva y la cebolla finamente picada.

    Poner la cazuela a fuego fuerte hasta que rompa a hervir para luego bajar el fuego. Mantener las alubias con un hervor suave durante 2 horas y media aproximadamente. A medida que va avanzando la cocción, y si es necesario, aportar agua.

    Una vez que las alubias están cocidas, salar y mantener a fuego muy suave durante unos minutos. Antes de servir, dejar reposar fuera del fuego para que espese el caldo.

    Tradicionalmente las alubias se presentan en la propia cazuela y estas, se han acompañado sobre todo con carne de cerdo (morcilla, chorizo, costilla, tocino…), berza cocida y Guindilla de Ibarra. Las carnes y la berza se cocinan por separado.

    Como veis es un plato ligero. El pacharán es tu amigo. Es imprescindible la siesta posterior.

    Marida con un buen vino de La Rioja o similar, también con una docena de botellas de sidra.



    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.